Muchas Pymes que se inician en el mundo del Marketing Digital no disponen de gran capital necesario para afrontar una buena campaña de publicidad en medios de comunicación online, o realizar grandes inversiones en hostings, landing pages, y promoción en redes sociales. Sin embargo, esto no ha sido un limitativo para muchos, y al contrario, ha fomentado la creatividad de los expertos en esta área.

Growth Hacking, mismos resultados con menor coste

En este sentido, el Growth Hacking se ha convertido en una técnica ideal para generar un crecimiento continuo en los ingresos vía web de las compañías, generando más ventas, y sin realizar prácticamente grandes gastos en publicidad.

El Growth Hacking se basa en utilizar todas las herramientas que nos otorga el internet: redes sociales, métricas web, posicionamiento SEO,  entre otras, exprimiendo todas las opciones y características, para así aumentar la presencia de la empresa en la red y, que de esta manera, los seguidores y clientes se incrementen de manera orgánica. El eje vertebrador del uso de todas las técnicas de marketing es la creatividad, eso es el Growth Hacking en grandes términos.

Growth Hacking es una estrategia global de marketing digital que toma todos los factores y saca el mayor provecho de ellos para convertir el producto en algo viral y apetecible para los consumidores.

Las mejores técnicas del Growth Hacking

Una de las más importantes técnicas del Growth Hacking es la generación de contenido interesante a través de las redes sociales. En Facebook se puede hacer mucho, sin pagar ni un céntimo. Un ejemplo claro es el de crear fanpages y grupos donde se compartan artículos interesantes, no solamente sobre el producto, sino sobre el área del mercado en general. En Twitter puedes llegar a mucha gente si utilizas de manera inteligente los hashtags.

De esta manera, los mismos seguidores serán los que difundan la marca a través del “sharing” es decir, de compartir el las publicaciones, las cuales llegarán a sus amigos, y estos harán lo mismo en un proceso donde se incrementarán de manera exponencial los likes y seguidores, pero también las visitas a tu web si los llevas a ella, y por lo tanto a tu oferta.

Por supuesto, otra de las mejores técnicas del Growth Hacking es un buen análisis de las métricas y KPI que proporcionan herramientas como Google Analytics -entre muchísimas otras-. También es fundamental hacer un buen análisis SEO; con Analytics y Search Console también podrás monitorear cuáles son las keywords más recurrentes por las que encuentran tu tienda online o sitio web. Podrás enfocar todos tus esfuerzos en aumentar los ingresos y el tráfico web utilizando las keywords apropiadas en los artículos de tu blog y contenido.

Desde Conectorum.es, también recomendamos otras técnicas para el Growth Hacking como la interacción con bloggers o personajes influyentes, el link building y el networking.

  Contactar con expertos de marketing digital  

Compartir...Share on Facebook3Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0